AMANECÍ SIN FUERZA

Amanecí Sin Fuerza – Daniel Habif

 

Amado Padre…

Hoy otra vez amanecí sin fuerzas y en angustia, y es que muchos piensan que te sigo porque soy bueno, fuerte y supuestamente sabio, pero la verdad es que soy débil y muy ignorante en muchas cosas y que estoy quebrado y con llagas y que en ocasiones éstas aún sangran, pero sé que tu mano es poderosa y jamás baja la guardia y que tu gracia me baña y que en tu regazo yace la fuerza interminable para mi victoria.

Pero es que Padre, a veces no te veo y no te siento y nacen las dudas y los temores, los fantasmas de la depresión me acechan y la batalla cada día es más fuerte, entiendo que en ocasiones mi falta de fe podría insultarte y a pesar de todo lo que me has dado, aún continúo dudando, pero Tú siempre eres bueno y como león a su cachorro, me empujas a levantarme y no olvido que aunque me dreno dándolo todo, Tú siempre buscas la mejor manera para inspirarme, sé que me has forjado en el desierto y en ocasiones en mi propia soledad, y hasta en mi propia necedad, pero hoy otra vez quedé de rodillas y te dije: “Te amo”, y entre el ruido de la calle y el caos de mi mente, pude escuchar y reconocer tu voz como un susurro, como un trueno que venía del cielo, tus palabras fueron claras, me dijiste: “Te amo”, y eso me basto para levantarme y ceñirme la armadura de nuevo, afile la espada y miré el futuro como se le mira a una presa que no tiene escapatoria.

Seguir a Dios es una especie de libertad salvaje, un torbellino de aventuras que termina por dejarte un profundo e inexplicable gozo, que te hace gritar a todo pulmón: No sé cómo, pero ¡te amo Dios!

Todo lo que tengo y todo lo que soy, te lo debo a ti Dios.

No es tiempo de tenerle miedo a la vida, sino que la vida nos tema a nosotros.

El mundo podrá creernos, pero nadie podrá amarnos como Tú lo has hecho, me has hecho inquebrantable, pensarán que esto es una moda, que es un momento, pero lo que es del hombre perece, pero lo que es de Dios nunca termina.

Dice Dios que a ti también te ama y con eso, y con esto te basta…

¡Levántate porque con eso te basta!

 

 

Versión original: Daniel Habif

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.